11 Consejos para conducir con niebla

//11 Consejos para conducir con niebla

11 Consejos para conducir con niebla

En estos días de invierno, es frecuente encontrarnos con niebla en la carretera. Este es uno de los mayores temores que tenemos los conductores durante los viajes. La visibilidad se reduce considerablemente y la calzada se humedece, aumentando la peligrosidad y el riesgo de sufrir un accidente. Para garantizar nuestra seguridad, y la de los demás conductores, debemos seguir los siguientes consejos:

Consejos para conducir con niebla

Iluminación adecuada

El primer paso es hacernos visibles al resto de conductores. Como hemos comentado antes, la niebla nos impide ver más allá de unos cuantos metros. Por lo tanto, es importante hacer uso de los sistemas de iluminación que porta nuestro vehículo. Siempre deberemos tener activada la luz de cruce y la luz antiniebla delantera, si nuestro coche dispone de ella. En situaciones de niebla densa, deberemos usar la luz antiniebla trasera, que sí disponen todos los vehículos, así, sobre todo en carretera, seremos visibles desde mucha más distancia. Si la climatología no lo requiere, o estamos en un atasco, deberemos quitar esta luz, ya que es muy intensa y podemos deslumbrar a otros conductores.

No usar las largas o luz de carretera

Aunque estemos tentados a hacerlo, NUNCA usaremos la luz de carretera (largas). Esta luz se reflejará en la niebla y creará un efecto pantalla delante de nosotros, reduciendo todavía más nuestra visibilidad.

Reducir la velocidad

Reducir la velocidad es un consejo básico, si queremos minimizar el riesgo de sufrir un accidente en estas condiciones tan adversas. Conducir con la visibilidad tan reducida nos impide ver lo que tenemos delante, por lo tanto, en caso de imprevisto, no tendremos tiempo de reacción. Los accidentes en cadena que se producen en días de niebla, son debidos a la falta de previsión de los conductores que no adaptan la velocidad a estas condiciones. Además, la niebla provoca la pérdida de sensación de velocidad a la que circulamos.

Pérdida de adherencia

Otro factor a tener en cuenta para reducir la velocidad, es la pérdida de adherencia de nuestros neumáticos. Normalmente el pavimento está húmedo y frío, circunstancia que reduce en gran medida el agarre de nuestras gomas. Por lo cual, es muy importante adaptar la velocidad y evitar realizar maniobras bruscas.

Evitar las frenadas bruscas

Las frenadas fuertes pueden darnos sorpresas desagradables. La niebla, al estar en contacto con el asfalto muy frío puede producir el llamado ‘hielo negro’, y en caso de una frenada brusca puede hacernos perder el control de nuestro vehículo. El ‘hielo negro’ se origina cuando bajan las temperaturas repentinamente, formando una fina capa de hielo en el asfalto y camuflándose con este.

Consejos para conducir en niebla

Distancia de seguridad

Aumentar la distancia de seguridad es otro elemento imprescindible para evitar sustos. Nunca nos acercaremos demasiado al coche que nos precede, de esta forma tendremos suficiente tiempo de reacción en caso de imprevisto.

NO adelantar en vías de doble sentido

NUNCA realizar adelantamientos en vías de doble sentido, ya que no seremos capaces de ver si un coche nos viene de frente con la suficiente antelación para hacer un adelantamiento seguro.

Evitar que se empañen los cristales

Utilizar los sistemas de climatización de nuestro vehículo para evitar que se empañen los cristales y reducir todavía más nuestra visibilidad.

Usar las señales de la carretera

Usar las referencias de la carretera. Las marcas viales y elementos de seguridad de las carreteras como los guardarraíles, son de gran ayuda para seguir dentro de los límites de la calzada.

Mantener la calma

Es normal que en estas situaciones aumente nuestro estrés e inseguridad. En este caso no debemos ponernos nerviosos, mantendremos la calma y reduciremos la velocidad poco a poco. Mantener la concentración y la calma hará que nuestro paso por la niebla sea lo más seguro posible.

Parar en caso de niebla extrema

En situaciones extremas de niebla con nula visibilidad deberemos parar nuestra marcha, pero siempre en lugares habilitados para ello. Parar en mitad de una carretera o autopista puede causar un grave un accidente y deberemos evitarlo siempre que sea posible.

Vídeo del programa ‘Sin ir más lejos’ de Aragón TV en el que se muestran algunas indicaciones importantes que hemos explicado en el artículo.

2018-12-26T19:43:17+00:00